Errores en tu currículum

7 errores de un currículum vitae

Un currículum vitae (cv) mal hecho podría ser determinante a la hora de presenciar una entrevista laboral, ya que este material es la presentación de nosotros hacía el empleador. Los errores que contengan nos jugarán una mala pasada y nos darán una imagen negativa en varios sentidos, por eso mismo, debemos cuidarnos de los siguientes errores:

1- El encabezado no debe contener la palabra “currículum vitae“. Es lo mismo si nos compraramos un libro y en vez del título diga “Libro”. En la parte superior debemos agregarle nuestro nombre en un tamaño de letra mayor al resto o alguna línea que resumen nuestra cualidades más importantes (luego van a ser detalladas en la sección de experiencias laborales o habilidades).

2- Exagerar con las hojas impresas. Más allá de que nuestras experiencias laborales y habilidades puedan conformar un currículum vitae de varias hojas, no es necesario incluir demasiadas hojas contando cada lugar donde trabajamos. Una hoja, máximo dos es lo que se recomienda, resumiendo en pocas palabras las cosas que queremos incluir.

3- Mezclar logros obtenidos, con trabajos anteriores y actividades que realizaste. A la hora de expresar nuestro pasado en el currículum vitae, es necesario ser claro y conciso. Por un lado tenemos que colocar nuestra experiencia laboral, por otro lado nuestros logros y por último las actividades o cursos realizados. Hacer una mezcla de los 3 aspectos podría llegar a confundir a aquella persona que lo está leyendo, perjudicándonos en todo sentido.

4- Un diseño típico, aburrido y que no anima a leerlo por completo. Este error es el más común en la mayor cantidad de gente. Muchos confeccionan su currículum vitae en editores de textos simples y sin tener en cuenta la estética. Debés saber que los currículums bien hechos llaman la atención y mejoran la perspectiva del lector. La presentación es un aspecto que pocos le dan importancia, pero que dentro de todo, también suma.

5- Correos electrónicos que no dicen nada de nosotros. Tener un correo con iniciales, números o palabras que no hacen referencia a tu nombre pueden ser perjudiciales. Aquellos que contengan nuestro nombre y apellido van a ser mejor de recordar para la empresa y darán un tinte de seriedad mayor a que si incluimos correos largos e infantiles.

6- Faltas de ortografía. Fundamental presentar un currículum vitae bien redactado, con los signos de puntuación y acentos correspondientes. Que nuestro currículum vitae contenga errores ortográficos es una clara señal de que no somos detallistas y que “tampoco sabemos escribir”.

7- Una fotografía que no concuerda con lo expresado en el currículum vitae. Tené en cuenta que una imagen dice más que mil palabras, y si esta no coincide como te vendiste será un error grosero. Esta debe concordar con el nivel y con nuestro perfil en general.

Como hemos visto, presentar errores en nuestro hoja de vida nos puede costar una oportunidad laboral sin saldos positivos, mientras que nuestras aptitudes demostraban que eramos capaces. Por lo tanto, no dejes pasar estos detalles como si fueron pequeñeces. Dales la importancia que se merecen.

Dejá tu opinión

Tu dirección de e-mail no será publicada.

Búsqueda rápida de empleo

Carrito

Carrito